viernes, 27 de marzo de 2009

Los Blackstone de Virginia

.
.
.
La segunda entrega es de Rochelle Alers,(con seudónimo de Susan James) con la serie Los Blackstone de Virginia, una escritora de novelas románticas Adultas, y por lo que he leído, ha ganado varios premios a la excelencia en la escritura de romance. Los títulos originales cambiaron al pasarlos al español según la editorial, pero el libro es el mismo a pesar de tener diferentes nombres.
Espero que les agrade :D



    Aquí les dejo la sinopsis :



  • Padre Soltero
Había aprendido que jamás se podía rechazar la pasión...
Después de que su mujer los dejara a él y a su hijo, el veterinario Ryan Blackstone prometió no volver a amar. Intentó sentir aversión por la bella Kelly Andrews, la profesora que iba a dirigir la escuela de las granjas Blackstone, pero fracasó estrepitosamente. Y no pasó mucho tiempo antes de que la sensual viuda desatara una tormenta dentro de su corazón.Ryan había estropeado los planes de soledad de Kelly con un solo beso. Y antes de que pudiera darse cuenta, Ryan estaba traspasando todas sus defensas mientras ella seguía preguntándose si lo que sentía por ella era amor... o sólo deseo.


  • Deseo
En otro tiempo, nada había podido apagar el deseo que Jeremy Blackstone había sentido por la deliciosa Tricia Parker; él había vivido para aquellos apasionados encuentros, a pesar de pertenecer a mundos tan diferentes. Pero entonces unas terribles acusaciones de traición los habían separado...
Años después, Tricia había vuelto a casa para ayudar a su abuelo... no para retomar su aventura con su amor de juventud. Pero Jeremy estaba herido y necesitaba de sus conocimientos de enfermera. El cuidar de Jeremy y ser testigo de sus necesidades más íntimas despertó algo dentro de Tricia que no podía controlar...
El deseo de antaño seguía más vivo e irresistible que nunca...





  • Heridas de Amor
Necesitaba una vida nueva… y un hombre de verdad.
Renee Wilson necesitaba desesperadamente conseguir ese trabajo en la granja Blackstone. No podía marcharse, pero tampoco se atrevía a quedarse con el viudo Sheldon Blackstone, ni a negar el deseo que ardía dentro de ella cuando él estaba cerca.
Nada más ver a Renee, Sheldon supo que la convertiría en su amante. ¿Sería suficiente con seducirla, o acaso la futura madre deseaba algo más de él? No pasaría mucho tiempo antes de que Sheldon admitiera que, con su vulnerabilidad y su encanto, Renee estaba destruyendo la coraza de hierro con la que protegía su corazón.